Reflexión: Vivir la Abundancia en cada aspecto de nuestra vida a través del Autoconocimiento

visitas 262 Visualizaciones

 

¿Te gustaría vivir con más abundancia?

¿Consideras que la Abundancia es algo que se tiene o no se tiene?

 

Hoy quiero invitarlos a reflexionar sobre un tema fundamental: la Abundancia de la Vida. A menudo, la concebimos como algo tangible: dinero, bienes, relaciones. Pero, ¿y si nos abrimos a la idea de que la abundancia va más allá de lo material? En Abundantum, creemos que la abundancia es una característica de la naturaleza y de nosotros mismos.

Imagina un árbol. ¿Acaso puede detener su crecimiento? La naturaleza se expande y florece mostrándonos que la vida se despliega en toda su plenitud constantemente. Este ejemplo nos lleva a una reflexión interna: la abundancia de pensamientos y creencias que albergamos. Algunos reflejan lo que consideramos "abundante", otros, lo que vemos como "escasez". Sin embargo, ambos existen en abundancia en nuestra mente.

Un árbol no puede evitar crecer, vive la abundancia de la vida - Abundantum

En Abundantum consideramos que la Abundancia es la esencia principal presente en la naturaleza.Un arbol no puede evitar crecer, la naturaleza se expande y crece, la vida se despliega en todo su explendor sin parar.

Sin ir más allá de intentar buscar fuera la Abundancia, nos orientamos al interior,  a la Abundancia interior de pensamientos y de creencias que tenemos. Algunas están alineados con lo que consideramos abundancia, otros con lo que consideramos escasez, pero la realidad es que hay en abundancia.

Incluso en lo que consideremos escasez es abundancia de todo lo contrario. Si no tengo dinero tengo abundancia de pobreza, si no tengo salud tengo abundancia de enfermedad, si no tengo felicidad, tengo abundancia de infelicidad, pero siempre hay abundancia en nuestra vida.

Esto puede parecer chocante la primera vez que te acercas a reflexionar sobre ello, pero si lo aplicas a tu vida puedes ir dandote cuenta...

La Abundancia no es algo que está o no está, sino algo que no se puede evitar en la naturaleza que vivimos, como reflexión la pregunta es:

 

¿Soy consciente de la Abundancia en cada área de mi vida?

Reflexionemos juntos:

  1. Finanzas: ¿Tengo el dinero que necesito para mis deseos y proyectos? ¿O me limito pensando que no merezco más?
  2. Relaciones: ¿Vivo las relaciones que merezco? ¿O me convenzo de que lo mejor es inalcanzable?
  3. Propósito de Vida: ¿Estoy alineado con mi misión personal? ¿O postergo constantemente mi verdadera vocación?
  4. Salud y Bienestar: ¿Mi cuerpo refleja mi visión de vida? ¿O lo trato con descuido y falta de amor?

Veamos ahora por cada una de las áreas de la vida que proponemos en Abundantum, son 12 áreas, 12 meses para trabajarlas pues a lo largo de nuestra vida nos acompañarán siempre en mayor o menor medida.

Estos ejemplos muestran cómo el reconocimiento y la apreciación de la abundancia en nuestra vida pueden conducir a cambios positivos y transformadores en diversas áreas, recuerda que no son más que eso, ejemplos, puedes compartir en los comentarios tu caso o escribirnos si quieres para reflexionar juntos:

  1. Dinero

    • Antes: Preocupación constante por la falta de dinero, evitando gastos incluso necesarios.
    • Después: Gestión sabia del dinero, con confianza en la capacidad de generar más y disfrutar de sus frutos.
  2. Crecimiento Personal

    • Antes: Estancamiento, creyendo que no hay espacio o tiempo para el desarrollo personal.
    • Después: Inversión activa en el crecimiento personal, viendo cada experiencia como una oportunidad de aprendizaje.
  3. Alimentación y Nutrición

    • Antes: Alimentación descuidada, eligiendo lo más rápido o fácil sin considerar el valor nutricional.
    • Después: Elección consciente de alimentos nutritivos, disfrutando de la preparación y consumo de comidas saludables.
  4. Sexualidad

    • Antes: Vida sexual no comunicativa o insatisfactoria, posiblemente con inseguridades.
    • Después: Exploración abierta y respetuosa de la sexualidad, con una comunicación sincera que enriquece la experiencia.
  5. Cuerpo Físico y Energía Vital

    • Antes: Poca actividad física, sintiéndose a menudo cansado o sin energía.
    • Después: Incorporación regular de ejercicio, sintiendo un aumento en la vitalidad y bienestar.
  6. Pareja

    • Antes: Relación rutinaria o conflictiva, con falta de comunicación.
    • Después: Relación donde se nutre el crecimiento mutuo y la conexión emocional.
  7. Salud

    • Antes: Negligencia de la salud, ignorando señales del cuerpo.
    • Después: Atención proactiva a la salud, realizando cambios positivos en el estilo de vida.
  8. Descanso y Sueño

    • Antes: Sueño irregular y poco reparador.
    • Después: Establecimiento de una rutina de sueño que garantiza descanso de calidad.
  9. Ocupación

    • Antes: Insatisfacción laboral, sintiendo que el trabajo es una carga.
    • Después: Encontrar propósito en el trabajo, viendo cada desafío como una oportunidad para crecer.
  10. Espiritualidad

    • Antes: Desconexión espiritual o falta de propósito.
    • Después: Práctica espiritual regular que brinda paz y claridad.
  11. Relaciones Sociales

    • Antes: Amistades superficiales o aislamiento social.
    • Después: Cultivo de relaciones profundas y significativas, valorando cada interacción.
  12. Familia

    • Antes: Relaciones familiares distantes o tensas.
    • Después: Fomentar un ambiente de apoyo y amor incondicional en la familia.

 

La Abundancia está ahí siempre, para todas las personas que están dispuestas de corazón a vivirla y alinearse con ella, sean las que sean las circunstancias, en última instancia es nuestra perspectiva de la vida la que determina la calidad con que vivimos.

 

¿Estas viviendo la abundancia de la vida?

 

¿SI? bravo, entonces sentirás que la vida te invita a compartirlo con los demás.

¿No? bravo, tienes una oportunidad genial para crecer

 

Personalmente, he ido viviendo cada vez más la abundancia de la vida a medida que más me he ido conociendo. A más autoconocimiento más he vivido la abundancia.

Por tanto, te invito a preguntarte: ¿Estoy viviendo la abundancia de la vida? Y si la respuesta es no, recuerda: cada momento es una oportunidad para crecer, para conocerse más y, en consecuencia, para vivir una vida más plena y alineada con la abundancia.

 

¿Quieres vivir la abundancia de la vida?

Aprende a conocerte para ser tu mejor versión, por ti y por los tuyos.

 


¿Quieres hacer un curso práctico para conocerte?

 

Galería de imágenes
Comentarios
Comentarios · 1
Imagen de perfil del usuario registado
Imagen de avatar de Pau Ferri Aracil
Pau Ferri Aracil hace 2 meses
Profesional verificado

¿Qué opinas después de leer el post? ¿Quieres compartir tu experiencia?

Compartido por el usuario

el día 21/12/2023

El recurso ha sido compartido por Pau Ferri Aracil

Pau Ferri Aracil

Pau Ferri Aracil es autor verificado Pau Ferri Aracil es profesional verificado
| |